El surgimiento de la “web 2.0” marca un hito en el desarrollo de internet como tecnología de la comunicación. Principalmente porque ofreció la posibilidad de crear y distribuir contenidos a gran escala, haciendo borrosas las distinciones entre productores y consumidores (Jenkins 2008; Jenkins et. al 2012). En este contexto, “compartir” información, estados de ánimo, imágenes y datos personales en formato digital se convirtió en una práctica habitual entre los usuarios de internet. John (2013) sugiere que el término compartir –en el sentido como lo entendemos hoy en día- va de la mano con el surgimiento y masificación de la web 2.0. 


Recientes estudios dan cuenta de las diferencias de género y socioeconómicas que afectan la actividad de crear y compartir contenido online (Hargittai y Walejko 2004). Ahora bien, poco se ha explorado respecto de las prácticas, los discursos e imaginarios de las personas sobre compartir en la era digital. ¿Por qué compartimos contenidos en Facebook? ¿Cuáles son las motivaciones que nos llevan a compartir contenidos con otras personas? ¿Cómo nos comunicamos en Facebook? 
 

 
 
 
 

Qué nos proponemos

Este proyecto se propone analizar las prácticas y discursos de un grupo de usuarios de Facebook con el fin de describir:

a) Las motivaciones y prácticas a la hora de compartir información, 
b) Los resultados de estas prácticas, específicamente las retribuciones y expectativas involucradas, así como las visiones de mundo que estos actores circulan en Facebook, y
c) De qué manera esas motivaciones se relacionan con definiciones de compartir (ya sea como una forma de economía, como una forma de comunicación; y/o como una forma de intensificación de las relaciones sociales). 

 
 
 

 
 

¿Cómo lo estamos haciendo?

 

A través de un enfoque cualitativo de tipo etnográfico, esta investigación se propone estudiar las prácticas y discursos de las personas sobre compartir información y contenidos en Facebook. El estudio contempla abordar el papel que juegan las tecnologías digitales que utilizan los individuos para llevar a cabo sus prácticas de compartir y describir qué comparten a través de distintas plataformas digitales.


La hipótesis que plantea este proyecto es que compartir en Facebook es una forma de comunicación que nos permite reforzar relaciones sociales y distintos aspectos de nuestra identidad. Para abordar estas presunciones analizamos las prácticas y discursos de 25 jóvenes entre 18 a 29 años en Facebook, a través de entrevistas y por medio de observación participante durante un año. 
 

 
 

 
 

Equipo de trabajo

 

Arturo Arriagada, Investigador principal

Sociólogo, PhD en Sociología (2014) y Magíster en Medios y Comunicaciones (2009) por la universidad London School of Economics (Reino Unido). Profesor Asociado de la Escuela de Periodismo de la Universidad Adolfo Ibáñez, donde enseña e investiga sobre comunicación digital, industrias culturales y técnicas de investigación social. 

Fernanda Cancino, co-investigadora

Socióloga, Universidad Diego Portales. Ha sido ayudante en proyectos Fondecyt y en cursos de Metodología Cualitativa. 

Francisco Astudillo, co-investigador

Sociólogo, especializado en estudios sobre Internet y comunicaciones digitales. Diplomado en técnicas avanzadas en análisis de datos estadísticos, Pontificia Universidad Católica de Chile.

 

Difusión de resultados

Compartir para existir. 
Revista Qué Pasa, 5 de Febrero, 2016.

“Compartimos para existir frente a los otros”. 
Revista Viernes (La Segunda). Arturo Arriagada sobre el estudio “Comparto, luego existo”. 8 de Enero 2016.

Comparto, luego existo. 
Tendencias (La Tercera), 17 de Enero, 2014.